La vida en el lago Inle, en Myanmar, la antigua Birmania

Una vez que nuestro avión aterrizó en el aeropuerto de 
Heho, nos dirigimos en coche a Naung Shwe Jetty, el principal hub de conexiones de transporte del lago, allí alquilamos una piragua grande con motor y conductor.  Con nuestro equipaje bien acomodado... Cristina, nuestra guía local, el conductor y yo mismo, iniciamos el impresionante recorrido en nuestro "propellor" por el lago, en dirección sur.



El principal atractivo del estado de los Shan es el curioso lago Inle.  El lago es el segundo por tamaño de Myanmar y está situado a unos 900 m. sobre el nivel del mar.  Con sus 22 km de largo por 11 km de ancho, el lago configura un inmenso depósito de agua rodeado por las altas montañas Shan.  Su aspecto es el de una superficie de plata brillante, de tonalidades cambiantes con el sol y las nubes, plagada de vegetación acuática. Las lindes del lago fue declarada en 1985 como zona protegida por tratarse de una importante  Reserva Ornitológica.      



El lago es el territorio principal de las gentes de la etnia intha, quienes, bajo un clima suave, practican unas formas de vida tradicionales similares a las que se practicaban en Europa hace un siglo. Los inthas son budistas, muy trabajadores y no visten el atuendo birmano que hemos observado en otras partes de Myanmar.



Los inthas son descendientes de unos soldados mogoles que, en el siglo XIII, se establecieron en el lago huyendo de otros ambientes mas hostiles.  Hoy, configuran una población de entre 70.000 a 100.000 habitantes que, desde antaño, desarrollan su propio modelo de vida en pequeños pueblos y poblados adaptándose perfectamente a este ecosistema tan peculiar. Los pobladores, desde siempre, fabrican sus casas en forma de palafitos sobre pilares de madera de teca, con paredes de bambú y (actualmente) con tejados metálicos.



Lo primero que más nos llama la atención es el que los bateleros de los numeroso esquites planos que utilizan para sus labores agrícolas o para la pesca, reman con el remo "enrollado" a una una pierna e impulsan la pala del remo con el pie. 


Además, estas las poblaciones lacustres llevan a cabo, con su incesante trabajo,  el prodigio de hacer crecer los cultivos sobre un tapiz de surcos de tierra vegetal extraída del fondo del lago que va cubriendo formando autenticas huertas y jardines flotantes o kyunpaws de una alta productividad.  Las tierras del fondo son fijadas al terreno firme mediante pilares de bambú formando surcos alargados de un par de metros de anchura, jalonados por canales, desde los agricultores pueden faenar desde sus inseparables embarcaciones.


En nuestro desplazamiento vemos muchos pescadores, barqueros recogiendo limo y plantas acuáticas que utilizarán como fertilizante en los jardines y huertas flotantes, en los que los inthas cultivan: flores, tomates, calabacines, coliflores, acelgas, pepinos, judías, berenjenas, fresas... y toda clase de verduras de una calidad extraordinaria

Durante todo el día, las agricultoras atienden sus cultivos desde sus barcas, desde los canales que inundan sus huertas y jardines. Se puede concluir perfectamente que todo el mundo trabaja desde su barca en las faenas de pesca y agricultura. 

A continuación recorremos  el pueblo de Nam Pan, construido en el agua sobre pilotes de madera de teca; aquí entraremos en varios talleres artesanales, tales como  talleres de joyas y recipientes plata, en que los trabajadores son jóvenes varones que manejan con destreza el metal y el soplete de joyero. 



En otros talleres que visitamos se fabrican las  las resistentes barcas de madera de teca que faenarán por el lago.  También contemplamos los telares artesanales de algodón y el tejido con hilos obtenidos uno a uno del tallo de las plantas de loto donde se fabrica los tradicionales longyis, las pasminas, camisas, etc...






















 






















y..., sobre todo, casas en las que atareadas mujeres lían hojas de tabaco tradicional a un ritmo que pone de manifiesto la dedicación y el buen hacer de estas trabajadoras. Todo un muestrario de vida tradicional en el lago. ¿Y su remuneración?... no se lo van a creer... 2 dólares por cada 1000 cigarros realizados a mano en toda una jornada de trabajo


En Nam Pan, nos cruzamos con la elegante Pagoda de Alowdaw Pauk, uno de los santuarios mas antiguos del lago. Es un claro ejemplo de las pagodas, templos y monasterios que encontraremos en las proximidades del agua. 




Por la tarde, visitamos la Pagoda de  Phaung Daw Oo a la que se accede desde nuestra embarcación tras un agitado cruce de barcas en un ensanchamiento del canal.  La pagoda es muy famosa por sus muy veneradas cinco imágenes de Buda que devueltas a Birmania desde Malaysia por el rey viajero del siglo XII llamado Alaungsithu.  La estatuas se encuentran totalmente desfiguradas e irreconocibles, convertidas en masas amorfas por las enormes cantidades de pequeños panes de oro que los fervientes creyentes han ido adhiriendo a cada una de las estatuas a lo largo de años y años.  Es el establecimiento religioso más sagrado del Estado de los Shan.


Nuestra próxima visita será el Monasterio de  Nga Hp Kyaung, conocido popularmente como la "Jumping Cat Pagoda" o Monasterio del Gato Saltarín, que alberga en su enorme sala de meditación construida en madera, un precioso museo con estatuas de Buda acumuladas de las muchas pagodas que se encuentran en las montañas circundantes; son imágenes de estilo shan, tibetano, bagan...















Otro punto importante para analizar la vida en el Lago Inle es el mercado de los cinco días, que se celebra de forma rotatorias cada día en un pueblo ribereño diferente.  Es realmente una visita fascinante en la que, además de la presencia de la etnia intha del lago, se puede disfrutar de la presencia de las tribus de las montañas, muchos son los Pa-O, Padaung y Danu, con sus vestidos oscuros, turbantes multicolores y bolsos característicos de los Shan, lo que confiere una atmósfera muy exótica al mercado.

Los mercados se sitúan en puntos estratégicos a los que acceden las barcas desde el lago con las mercancías en venta, así como las carretas de bueyes en las que se desplazan los habitantes de las montañas. Todo el mundo compra, vende, o intercambia sus mercancías.  Por la tarde, todos, compradores y vendedores emprenden sus caminos de regreso a sus casas,
































Después nos dirigimos en nuestra barca hasta el maravilloso templo de Inthein, a través de un sinuoso y escalonado canal rodeado de una tupida vegetación.  El templo está localizado en la cima y en la falda de una colina desde la que se domina el lago.  El recorrido empieza por la visita a las estupas más cercanas al pueblo de Nyaung Okhak y al canal del lago.  Aquí nos encontramos con una escena arqueológica apoteósica en un ambiente a lo "Apocalypse Now" (como apunta la guía Lonely Planet): cientos de estupas en estado ruinoso y catastrófico e invadidas por la vegetación (encontramos arboles cuyas raíces perforan estos vestigios históricos), al borde del colapso. En muchas de las pagodas se conservan trozos de estucos  y algunas imágenes de Buda, como la que pude fotografiar.


  


Después, disfrutamos de la subida a la colina a través de un corredor de columnas gigantes de color blanco que han permanecido en este lugar durante siglos.  El corredor está repleto de tiendas de antigüedades y recuerdos para los viajeros que visitan el templo y nos conduce a la Shwe Inn Thein Paya. 



El templo cuenta con un total de 1054 estupas Shan o "zedi", la mayor parte son de los siglos XVII y XVIII.

A mitad del recorrido dejamos la galería columnata para fotografiar las miles de estupas antiguas, de los siglos XVII y XVIII que permanecen a duras penas en pie, víctimas de las inclemencias, los terremotos, los arboles y los actos vandálicos. Algunas de las estupas se  inclinan en ángulos imposibles y otras, están siendo reconstruidas.



En la parte superior está el templo principal, encontramos un claro un ejemplo de lo que son las estupas reformadas de los Shan, que han evolucionado las formas de las mismas, alargándolas y dibujando espiras.  Las estupas reformadas, hoy, están encaladas en colores blanco, rojo y dorado.






Para finalizar, me quedo con la sonrisa de esta niña, al mirarse al espejo de uno de los puestos de venta de ropa en el Monasterio de  Nga Hp Kyaung y descubrirse con un deslumbrante sombrero



No os perdáis mi segundo y tercer artículos sobre Myanmar, sobre todo tratándose del destino mítico de Bagan.  Pulsa este enlace:

Bagan, el destino mas mítico de Myanmar

El oro de la Pagoda de Shwedagon, en Yangon

También, he añadido un enlace que te ayude a  planificar un viaje a través de los... "Highlights of Myanmar"

8 comentarios:

  1. Acabo de llegar de un fantástico viaje por Myanmar, la antigua Birmania. Una experiencia fantástica que os iré relatando en diferentes posts en este mismo blog.

    ResponderEliminar
  2. Carlos esperamos que nos cuentes algo mas , parece un viaje espectacular. Lo que mas me ha gustado son los tocados en las cabezas ¿ estaban perjudicados o es que son asi ??? jajaja

    ResponderEliminar
  3. Los turbantes son parte del atuendo de las tribus Pa-O que habitan las montañas de Shan que rodean el lago Inle. Muchas veces, se trata de simples toallas de colores que los Pa-O disponen sobre sus cabezas de la guisa que se observa en las fotografías que he incluido en el posts. En el mercado de los cinco días, los Pa-O son vendedores de té, curris, bambú, jengibre, tamarindo... con el dinero que obtienen por la venta de su producción, compran otras mercancías de necesidad: arroz, verduras, galletas, pan, utensilios...

    ResponderEliminar
  4. Formas de vida tan diferentes y tan interesantes a la vez. Es curioso ver cómo el ser humano se adapta a las condiciones de los diversos lugares. Un país que me gustaría conocer en algún momento, pero por ahora no lo veo cercano.

    ResponderEliminar
  5. A mi me ha sorprendido muy positivamente, por encima de mis expectativas. Un recorrido para hacerse una buena idea de todo el país (ya que hay muchas zonas inaccesibles t con conflictos armados) es el siguiente: Yangon (1-2 días), Mandalay (2-3 días), Bagan (3 dias) y Lago Inle (2-3 días). Se pueden contratar los vuelos interiores, hoteles y guías (imprescindibles) por internet en alguna agencia local, en dólares US, y conseguir un vuelo a Yangon al mejor precio posible.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, ya me has contestado a una de mis preguntas en la otra entrada. Lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  7. Excelente imagenes, cuanto sale este tour mas o menos ?

    ResponderEliminar
  8. El viaje a Myanmar es bastante caro todavía. El turismo es bastante monopolista ya que está en manos de unas pocas agencias estatales que, además, son propietarios de los principales hoteles. Además, los desplazamientos interiores son en avión ya que las carreteras no se pueden utilizar. Los precios... Un viaje de 10 días netos en Myanmar, puede salir por 1.200 a 2.000 USD, dependiendo de la calidad de los alojamientos

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario, ayudará a mantener nuestra comunidad virtual de viajeros por el mundo