Montañas Rocosas de Canadá. Paisajes maravillosos que bien merecen una postal

Las Montañas Rocosas canadienses ocupan un tramo de unos 2.200 km. de la dorsal montañosa que atraviesa el continente americano de norte a sur, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. 

Cuatro parques nacionales fueron creados para preservar su paisaje único: Banff, Jasper, Yoho y Kootenay,... a los que se sumaron los parques provinciales de Mount Robson, Mount Assiniboine y Hamber. 


Estos parques fueron incluidos en la lista de la Unesco en 1984 como conjunto de las "Montañas Rocosas" por su valor natural.



Sir William Cornelius van Horne fue uno de aquellos pioneros legendarios de América, sin cuya irrefrenable voluntad e inagotable energía habría sido imposible conseguir la unidad de este enorme territorio que hoy constituye Canadá. Él fue el responsable de la construcción, a finales del XIX, del primer ferrocarril transcontinental, uniendo costa con costa.  Apenas se había colocado el último riel, se lanzó a la tarea de la explotación turística de las Montañas Rocosas.  "Ya que no podemos exportar el paisaje, tendremos que importar turistas", fue su lema.

Día 1.- Calgary - Banff


Desde la ciudad de Calgary, tomamos la carretera Transcendiese para dirigirnos al Parque Nacional de Banff e iniciar uno de los más bellos paseos del mundo, la travesía de las Rocosas canadienses


Visitamos el Lago Minnewanka en el que nos encontramos con nuestra primera "postal" cuyo motivo es un lago rodeado de un bonito marco de montañas rocosas.




Banff es un oasis alpino de actividad, aventura y vistas inspiradoras que creció alrededor de las aguas termales que allí se encuentran.  Las Rocosas forman un anillo majestuoso alrededor de esta ciudad. 


Por la tarde dimos un paseo hasta las Cascadas de Bow, en las que vimos trabajar a los castores en el río del mismo nombre, a los pies de la montaña en la que se encuentra el majestuoso Banff Spring Hotel 







Día 2.- Banff - Lago Louise - Banff


Este día lo dedicamos a visitar los lagos más famosos de Canadá.  Iniciamos la ruta en el bellísimo Lago Moraine enmarcado en el Valle de los Diez Picos, dentro del Parque Nacional de Banif. 



Continuamos hacía el sitio más famoso y pintoresco del parque, el Lago Louise, desde donde observaremos el Glaciar Victoria, considerado entre los sitios más escénicos del mundo. Esta imagen ha quedado grabada para siempre en nuestra memoria. 




A medio día ascendemos en el teleférico del Lago Louise para disfrutar de los maravillosos paisajes que ofrecen las majestuosas Montañas Rocosas.




Antes de regresar a Banff nos detenemos en el Lago Esmeralda que nos cautiva con el intenso color que le da su nombre. 







Día 3.- Banff- Campos de Hielo - Jasper

Iniciamos el día fotografiando la Montaña Castillo



Seguimos nuestro camino por la carretera de los glaciares que nos da entrada al Parque Nacional de Jasper, uno de los más grandes del mundo, en el que se cuentan más de 800 lagos que se alimentan de los glaciares circundantes.


A lo largo de la carretera que lo cruza admiramos los lagos Bow y Peyto



El Campo de Hielo Columbia es la mayor masa de hielo continental del mundo situada al sur del Círculo Polar Ártico.  El Campo ocupa una superficie de 325 km2.

Llegamos hasta el Glaciar Athabasca, en el Campo de Hielo Columbia,  por el que realizamos un paseo en el Ice Explorer. 





Un corto recorrido por el Parque Nacional de Yoho, nos permite hacer una parada para fotografiar el salto más conocido del Río Kicking Horse.



Para finalizar el día, de nuevo en el Parque de Jasper, hacemos una parada en el espectacular Cañón Maligne.





Día 4.- Lago Medicine - Kamloops

Salimos temprano rumbo al Lago Medicine. Este lago es, en realidad una anomalía geológica ya que está conectado con el río Maligne a través de un sistema de cuevas subterráneas que lo llena de agua en verano y lo vacía en invierno.



Después visitaremos el Lago Maligne de más de 20 km. de longitud, el mayor del Parque.   Es el más bello de los lagos por su color azul profundo y porque penetra en el fantástico escenario de las montañas. 

  

En el lago, pudimos contemplar a una hembra de alce refrescándose del calor del verano canadiense



Es imprescindible en este lugar  realizar el crucero a la pequeña Spirit Island. La fotografía de la isla con el lago y sus montañas es una de las más conocidas del mundo ya que ha servido de motivo a multitud de calendarios, libros, fondos de pantalla de ordenador...




Continuaremos nuestro camino bordeando el Lago Moose nos despedimos del Parque Nacional de Jasper para admirar la majestuosidad del pico Robson más alto (3,954m) de las Rocosas canadienses, en el Parque Provincial de Mount Robson, que impresiona a sus miles de visitantes.