Bagan o Pagan, el destino más mítico de Myanmar, la antigua Birmania

Coincido plenamente con Marco Polo quien, cuando visitó estos lugares en 1277, dijo que Bagan es "uno de los espectáculos más hermosos del mundo".  Bagan es, para mí, uno de esos claros destinos míticos que todo viajero debe incorporar en su agenda.  Me considero, por tanto, un ser privilegiado por haber podido contemplar esta llanura repleta de pagodas y por haber disfrutado de tan impresionante belleza.  Bagan es una de las auténticasMaravillas del Mundo, independientemente de lo que apunten otras fuentes.



En esta estepa árida donde el agua es un tesoro,  cubierta de arbustos espinosos, se acumulan los vestigios de 2.200 templos, pagodas, kyaung y otras estructuras religiosas...  La mayorr parte, están  construidas con ladrillo y decoradas con estuco.  Es lo que nos queda de los 5.000 templos que fueron edificados en la edad dorada de Bagan, entre los años 1044 y 1112, es decir, durante los reinados de Anawrahta y de su hijo Kyanzittha.  Los templos fueron erigidos  para gloria del floreciente y próspero reinado y para que los donantes de los mismos ganasen méritos de cara a sus futuras reencarnaciones.   En el interior de las edificaciones, se pueden admirar multitud de pinturas murales e imágenes de Buda con policromías en rojo y dorado.  

Las ruinas medievales de Bagan ocupan un área de 50.000 km2, al este del río Ayeyarwady, que se conoce como "Bagan Archeological Zone".  Al contemplar tanta grandeza en este paisaje de pagodas de colores ocre, uno se llega a imaginar la impresionante civilización suntuosa de los reyes de Pagan.




Si su bolsillo puede permitírselo, elija el Hotel Aureum Palace, situado en el centro de la mismísima Zona Arqueológica.  Una excelente instalación de cinco estrellas  que añade un valor fundamental para hacer de este lugar una experiencia irrepetible.

 
La llegada al valle del río Iravadi en  Myanmar de los Bamar, o birmanos propiamente dichos, se produjo en el siglo IX.  es entonces cuando fundan su primera capital, la antigua Pagan.  Dos siglos más tarde, en 1044, Anawrahta sube al trono y se lanza a la conquista del país, hacia el sur, donde se extendía el poderoso reino de los Mons.  Anawrahta se adueña en 1057 de Thaton, la capital de los Mons, hace prisionero al rey Mon y lo lleva a su capital, Pagan,  junto con su corte y toda la élite del reino. Esto es lo que permitirá a Pagan iniciar una etapa histórica de apogeo y esplendor.  



Se construyeron millares de templos (cuatro millones, según la leyenda).  La obra de Anoratha fue seguida por sus sucesores: Kyaunzittha, Alaungsithu y Narapatisithu.  Finalmente, la ciudad fue saqueada por los mongoles en 1287, cerrando, de esta manera el periodo de unos 240 años de frenesí constructor y de apogeo cultural.

Los birmanos dicen que la region estaba, antaño, cubierta de bosques, pero todos los arboles fueron cortados para hacer andamios y para calentar los hornos de ladrillo, material esencial para la construcción de los templos.




A mediados del verano de 1975, un violento terremoto afectó  al yacimiento arqueológico de la antigua capital real de Pagan, destruyendo algunos templos y dañando otros. Los trabajos de restauración se emprendieron inmediatamente con los medios recabados por birmanos orgullosos de su patrimonio cultural, pero también con ayuda internacional y de la UNESCO. Para los birmanos, Pagan no es un campo de ruinas, sino el símbolo de un mundo que continúa.





Nos dirigimos, en primer lugar al más célebre de los templos, la pagoda de Shwezigon, construida en el siglo XI.  El motivo central del templo es la gran estupa dorada en forma de campana, que se apoya sobre un zócalo cuadrado en forma tres de terrazas.   Esta estupa es el prototipo de todas las que se construyeron posteriormente en Myanmar.  En la pagoda, según las creencias, se guardan las reliquias más sagradas de Myanmar: varios huesos y un diente (Tooth of Kandy) de Gautama Buddha, así como un Buda de Esmeralda procedente de China.  Dedicado a Buda, el templo alberga tambien, en un edificio anexo guardado por un soldado armado, las efigies de 37 nats o espíritus (divinidades birmanas integradas en el culto budista).





Rutilante de blancura y de oro y abierta al culto, la pagoda de Ananda Pahto que es, probablemente, la expresión mas perfecta del arte Mon en su apogeo.  Construida hace 900 años por el rey Kyanzitta, eleva su gran cuadrilátero de ladrillos recubiertos de estuco, precedida en los cuatro puntos cardinales por unos porticos que le dan la forma de planta de cruz griega.  

La tradición dice que Kyanzittha quedó de tal modo maravillado por Ananda que hizo matar al arquitecto para que no pudiera reproducir en otros sitios su gran obra maestra. 



En el interior de Ananda, las ventanas,  inteligentemente dispuestas en los corredores concéntricos,   dejan penetrar la luz y contribuyen a favorecer la ventilación natural de todo el espacio y mitigar el calor exterior. Los corredores está cavados de nichos que albergan estatuas de Buda. Cuatro Budas dorados colosales de 10 m. de altura rematan los grandes corredores monumentales en sus cuatro puntos cardinales.

El conjunto termina con una estupa dorada 50 metros del suelo y un conjunto simétrico de pequeñas pagodas 


En el "OLd Bagan", justo enfrente del Museo Arqueológico, se encuentra el Templo de Gwadawpalin, el más alto de la zona, con una altura de 180 pies.  Con una estructura arquitectónica de dos plantas y es de estilo arquitectónico tardío. 



Sulamani es, también, un templo espectacular, con una atmósfera muy especial provocada por sus pinturas y las impresionantes estatuas de Buda.  Fue construido en 1181por el rey Narapatishitu y combina la forma cuadrada de su planta del periodo antiguo , con un segundo piso de la era intermedia, que busca un efecto pirámide.  En el exterior se observan finos ornamentos de estuco y una abundante decoración. 




En el interior, volvemos a encontrar las tradicionales imagines de Buda en cada una de los cuatros puntos cardinales y en los pasillos interiores observamos una impresionante abundancia de frescos del periodo Konbaung y muchas trazas de frescos de épocas anteriores.   



El enigmático Dhammayangyi Temple, el monumento mejor preservado del lugar.  Es el templo con mayor masa de ladrillos y el que mejor resistió el terremoto del 75.  Fue iniciado por el tirano rey Narathu en 1067, quien ascendió al trono tras matar a su propio padre   Se dice que el propio Narathu supervisaba la construcción y que ejecutaba a los albañiles si era capaz de introducir una uña de sus dedos entre dos ladrillos sin argamasa, ni cemento.  Nunca finalizó su obra porque fue asesinado después de que él mismo ordenase ejecutar a su esposa, una princesa hindú, al desagradarle los rituales hindus.  El padre de la princesa envió ocho hombres para ejecutar su venganza.  El rey ha pasado a la historia como "The king killed by Indians". 




En su ala oeste, se encuentran dos imágenes muy originales de Buda, una al lado de la otra, son las representaciones de Guatama y Maitreya, las vidas históricas y el futuras de Buda. 



 
La Pagoda blanca de Shwe Sandaw tiene forma de campana apoyada en dos bases octogonales que culminan cinco terrazas cuadradas sucesivas en altura.  Esta pagoda guarda uno de los cabellos de Buda traídos desde Sri Lanka. Se puede subir a la plataforma superior para observar la puesta de sol. 

Como podréis comprender a estas alturas del artículo, el relato exhaustivo de todos los templos nos llevaría a escribir un libro sobre esta materia. 



Os invito a que hagáis comentarios y preguntas, con mucho gusto atenderé a vuestras sugerencias y responderé a vuestras cuestiones. Espero que os guste.

No te pierdas mi segundo post sobre la vida en el Lago Inle, en Myanmar ... pulsando este enlace:

La vida en el Lago Inle, en Myanmar

El oro de la Pagoda de Shwedagon, en Yangon

También, he añadido un enlace que te ayude a  planificar un viaje a través de los... "Highlights of Myanmar"