El Oro de la Pagoda de Shwedagon, en Yangon, considerada como la pagoda más bonita del mundo


Yangon, la antigua Rangún, no sería Yangon sin la pagoda de Shwedagon, su monumento más importante y uno de los lugares mas sagrados del budismo.  

Shwedagon, la pagoda más bonita del mundo, fue construida sobre un paraje en el que se venera a Buda desde hace 2.500 años. Dos comerciantes habrían traido a este lugar, desde las Indias, ocho cabellos de Buda, que fueron expuestos en un gran templo, junto con otras reliquias de otros tres dudas anteriores.  Después, las construcciones se han ido sucediendo hasta llegar a la gran estupa y las maravillas que hoy podemos contemplar.



La gran estupa es un gran edificio macizo en forma de cuenco invertido, coronado por por una gran flecha  con grandes espiras en la que se encuentran las reliquias emparedadas, está rodeado de un sinfín de relicarios más pequeños. 



La estupa es dorada, rutilante bajo el sol domina toda la ciudad, mide 110 m de altura, está envuelta en 8.688 hojas de pan de oro que pesan unas 27 toneladas.  Hoy, la gran estupa está rodeada por otras 64 pequeñas pagodas. Dominando el edificio, el hti o sombrilla, está adornada por 5.488 diamantes y más de 2.000 piedras preciosas.



En la "Letters from the East", en 1889, Rudyard Kipling escribió: 

"Then, a golden mystery upheaved itself on the horizon - a beautiful, drinking wonder that blazed in the sun, of a shape that was neither Muslim dome, nor Hindu temple spire.  It stood upon a green knoll...  There´s the old Shway Dagon´... the golden dome"... "This is Burma, and it will be quite unlike any land that one knows about".

















La actual pagoda, que ha resistido varios terremotos, dataría en sus líneas esenciales, de mediados del del siglo XV.  



Conviene visitar este magnífico lugar, al atardecer, a la puesta de sol... cuando el oro adquiere un color carmesí y naranja oscuro y, progresivamente se enciende la fantástica iluminación que acompasa en intensidad el ocaso de la luz solar.  



La terraza principal tiene el suelo de mármol y está repleta de pabellones, salas de oración  con imágenes de Buda y dos campanas gigantescas de hierro.


















Alrededor de la base de la gran estupa hay 12postes planetarios que corresponden con los días de la semana.  Los lugareños rezan en el que representa el día en que nacieron.  si uno desea unirse a ellos, pero no sabe en qué día de la semana nació, los adivinos del templo disponen de calendarios para responder la cuestión.

Esta impresionante pagoda, situada en la cima de la pequeña colina de Singuttara, no es únicamente un remarcado edificio sagrado o un logro de la arquitectura, es el símbolo perfecto de un país en el que el budismo preside cualquier aspecto de la vida.




Si queréis visitar más maravillas de Myanmar, "pinchad" estos enlaces:

Bagan , el destino más mítico de Myanmar


La vida en el Lago Inle, en Myanmar


También, he añadido un enlace que te ayude a  planificar un viaje a través de los... "Highlights of Myanmar"

5 comentarios:

  1. No tenía mas remedio que rendir este homenaje a una de las Pagodas más bonitas del mundo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla poder sumergirse en mundos tan distintos y en culturas tan interesantes!

    ResponderEliminar
  3. Las fotos sin muy buenas, esa cultura siempre me ha encantado

    ResponderEliminar
  4. Una cultura inspirada por la religión budista. Aunque la descripción que he realizado esté muy centrada en la arquitectura, todo el reportaje está embebido de cultura y religión.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario, ayudará a mantener nuestra comunidad virtual de viajeros por el mundo