La Reserva de Fauna de Moremi, en Botswana (Delta del Okavango)

Moremi es la mejor reserva de vida silvestre de África y, como no podría ser de otra forma, en ella se da protección a un gran número de animales y de plantas.  



Después de pernoctar en el hotel Sedia, en Maun; descansados, limpios y con las pilas recargadas, nos dirigimos en un Toyota 4X4 por una larga y lenta pista de arena a nuestro siguiente campamento, el Khwai Tented Camp, situado en el extremo noreste de la Reserva de Fauna de Moremi, a seis horas de Maun.


Hicimos una corta parada una vez pasado el poblado de Sogate.  Después, nos dirigimos a la puerta Sur de entrada a la Reserva de Moremi o Puerta Maqwii. 

En la Puerta, realizamos los trámites de entrada y aprovechamos para bromear y hacernos unas fotos con los huesos de elefante que adornan este puesto de guardia.



La pista atraviesa toda la Reserva de sur a norte, en linea recta, a través del bush de mopanes y acacias de la zona llamada Mopane Tongue. En alguno de los claros a los lados de la ruta, pudimos hacer los primeros avistamientos de grandes mamíferos y aves: avestruces, búfalos, cebras, alguna jirafa...


Moremi forma parte integral del ecosistema del Okavango y del Parque Nacional de Chobe, de los cuales está separado simplemente por líneas de mapa, sin vallas ni demarcaciones. Los animales se desplazan en libertad, sin obstáculos, a través de toda esta inmensa área geográfica formada por parques naturales, reservas de fauna y concesiones.

En 1962, fueron los nativos del pueblo batawana, y no el estado de Botswana, quienes decidieron convertir un coto de caza  en una reserva para detener la reducción de fauna en la zona (y fue la primera vez que esto ocurría por iniciativa popular en toda África).  Se trataba de proteger la región conocida como la Mopane Tongue, una lengua de tierra firme en una zona inundable en época de lluvias. Esta es la zona que estábamos atravesando de sur a norte en nuestro vehículo 4X4.

En la década de los 70, se añadió el coto real de caza del Jefe de Moremi, conocido como Chief´s Island y, ya en 1992, la reserva se completó con una franja de tierra al noroeste, entre los ríos Jao y Nqoga. 


Moremi es una zona muy plana, con extensas llanuras de inundación que se anegan durante la temporada de las lluvias.  Numerosas corrientes de agua y lagunas aguantan también durante la época seca.  En el recorrido, los guías nos citaron numerosos ríos, si bien, he de reconocer que sus nombres son difíciles de recordar y, lo que es más importante, sus cursos son imposibles de seguir sobre el terreno.



Finalmente, llegamos a la North Gate o puerta Khwai.  En esta zona, la mas septentrional de las vías fluviales del Okavango se va estrechando hasta tal punto que se hace practicable de lado a lado a través de un puente de troncos de madera.  



En las oficinas de esta misma puerta realizamos los trámites de recepción del Khwai Tented Camp, ubicado justo al lado, al sur del río Khwai.  Unos minutos para estirar las piernas, me permitieron curiosear la información a los guías sobre la ubicación de los animales principales en esta jornada.


Las parcelas del camping están repartidas a lo largo del río y en el interior de un bosque abierto al paso de todo tipo de animales. En el mismo camping vimos atravesar, a diversas horas del día: un chacal de lomo negro, un hipopótamo, impalas, monos babuinos, monos verdes, mangostas enanas, etc... 

Por la noche, la música de fondo estaba interpretada por hipopótamos (las notas graves).  Las voces correspondían a los babuinos, las múltiples especies de aves y a alguna aguda hiena que habitaba en los alrededores. Las luces del espectáculo nocturno: las luciérnagas en árboles y arbustos.

Por la tarde, nuestra primera salida fue por las pistas que van hasta Xakanaxa.   La ruta se dirige primero hacia el sur y, después, hacia el oeste a través de un territorio dominado por mopanes ancestrales y la laguna de inundación de Xuku, que estaba seca y plagada de animales en nuestro recorrido.

En las primeras llanuras, pudimos observar: impalas, cebras, tapis, ñus, gacelas, antílopes acuáticos ... 









En una zona abierta, camuflados entre la paja seca, una manada de leones, se disponía a cazar un impala que se había descolgado de su grupo.  Una escena emocionante que no llegó a culminar ya que, sin ninguna explicación evidente, la caza se abortó de repente y el impala rezagado pudo continuar su camino sano y salvo.





Una de las paradas de la pista está señalizada como "Hippo Pool" y conduce a un lago poco profundo donde los hipopótamos se sumergen viendo pasar el tiempo. Aburridos, a veces les da por bostezar.




Entre las aves, destacan en esta zona: gansos egipcios, patos crestones, las omnipresentes gallinas de Guinea, las cigüeñas de cuello blanco y muchas otras especies .
Solo está permitida la circulación por la Reserva hasta las 6 y media de la tarde. Al regresar a nuestro campamento, antes del anochecer, nos cruzamos con una manada de licaones en actitud de buscar alguna víctima para su cena. 

Los licaones (o perros salvajes, en inglés) son animales extraordinariamente inteligentes que cazan en grupo y siguen estrategias muy sofisticadas que les permiten abatirr antílopes tan grandes como el kudu, el tapi...

Dimos la vuelta y los seguimos para poder captar esta fotografía:


En el segundo día, nos levantamos a las cuatro y cuarto de la mañana para poder desayunar y aprovechar mejor toda la jornada, especialmente las horas matinales que son las de mayor actividad de los animales. 

Antes de subir al 4X4, leo lo siguiente en la guía Bradt , lo que aumenta mi motivación y mis expectativas para este gran día de safari:



"Es probable que puedas ver: ñus azules, cebras de Burchell, impalas, kudúes, topos, lechwes rojos, antílopes acuáticos, reduncas, jirafas, duikers, antílopes bosbok, raficeros comunes, jabalíes, babuinos y monos verdes..." 

"Los antílopes elan, sable y ruano también están por todo el parque pero son menos comunes..."

"El león, el leopardo, el guepardo y la hiena moteada tiene aqui colonias muy prósperas"  

"Moremi es un lugar clave para el licaón..."

"El elefante, el hipopótamo y el búfalo están aquí durante todo el año agrupados en grandes rebaños." 

"El chacal rayado y el de lomo negro también hacen acto de presencia.  La hiena parda aparece en ocasiones, pero es extraño verla.  Hay zorros orejudos... "

"Hay una gran variedad de mangostas, incluidas las rayadas, las enanas, las esbeltas, las meloncillo, las de agua y las Selous."



El recorrido comenzó siguiendo los pasos del día anterior, entre cebras, tapis, antílopes acuáticos y ñus.




Los leones del Okavango son famosos por su tamaño, por su fortaleza y por ser los únicos leones nadadores, ya que no tienen mas remedio que nadar cuando la crecida veraniega los deja aislados en islotes desprovistos de caza, sin nada que llevarse a la boca. En la Chief Island de Moremi se mantiene una pequeña población de leones que se alimenta de impalas  ñus, antílopes, búfalos...  Las manadas de estos animales son atacadas por varios leones a la vez, normalmente hembras, que buscan matar al ejemplar más débil de la misma. Los felinos son extraordinariamente musculosos, pues la caza y posterior arrastre de grandes piezas exige un enorme esfuerzo. 

Unas leonas, jadeantes por el esfuerzo realizado, han comido algunas partes más blandas del ñu que acaban de cazar y arrastrar con sus fauces hasta un lugar de refugio frente a otros depredadores.   La boca ensangrentada y la respiración profunda y acelerada, le dan un aire mayor de dramatismo a la imagen.



Los elefantes son muy numerosos en el Delta del Okavango. Las marcas de su paso y presencia son abundantes por todas partes: excrementos, árboles descortezados o derribados, caminos entre arbustos de paso de las manadas, etc.  Es fácil encontrarlos en las orillas de las zonas húmedas y los ríos, donde cuentan con agua y la vegetación es más abundante. Los elefantes no tienen problemas para desplazarse por este sistema acuático de poca profundidad y están omnipresentes en todas las partes del delta.

Un elefante se vino literalmente encima de nuestro vehículo por la parte anterior, incluso hace ademán de atacarnos, o de saludarnos, quién sabe.


video




Pero el premio mayor de la jornada fue el leopardo... el rastro de unas pisadas del animal llevó a nuestros dos guías a desplegar todas sus habilidades en una búsqueda espectacular que dio sus frutos al cabo de unos minutos.



El leopardo es un cazador solitario muy difícil de observar, caza de noche y pasa el día escondido o dormido entre las ramas de los árboles que los ocultan completamente. Hay, por tanto, que confiar en los guías locales para encontrarlos.


Os dejo con la puesta de sol tras una silueta de jirafa, sin más palabras, un gran colofón para un grandísimo día.




Puedes seguir leyendo más historias de Botswana en los siguientes enlaces:

1.- Gentes de Botswana:

http://blogdeviajesviajaryaprender.blogspot.com.es/2014/12/gentes-de-bostwana-un-paseo-por-el.html

2.-  Una jornada con los bosquimanos del Kalahari:

http://blogdeviajesviajaryaprender.blogspot.com.es/2014/12/un-magnifico-dia-en-botswana-en.html


6 comentarios:

  1. Muy bueno y fotografias excepcionales. ¡ Que envidia ¡

    ResponderEliminar
  2. Thanks, Benani. La cámara hace sola las fotos, en automático... yo solamente apunto y ya está-

    ResponderEliminar
  3. Un estupendo reportaje que me trae muchos recuerdos. Nosotros no pudimos ir a Moremi por haber reservado demasiado tarde y tuvimos que conformarnos con Xudum, que está más al sur. Creo que además de la suerte, influye mucho la zona, ya que es un país muy grande, por lo que hay sitios con más animales que otros. Nosotros vimos bastantes, pero me decepcionó la falta de carnívoros, excepto leones. La próxima vez me acercaré a Moremi sin dudarlo.

    ResponderEliminar
  4. En nuestro caso, tuvimos, entonces, mucha suerte con la presencia de animales. Pudimos ver la mayor parte de los grandes mamíferos (solo nos faltaron el caracal y el rinoceronte) en Moremi, Savuti y Chobe. Muchísimos elefantes vimos en Elephant Sands, en Chobe y en los canales del Delta del Okavango. También observamos a una familia de suricatos cerca del salar de Makgadikgadi... y muchas aves por todas partes.

    ResponderEliminar
  5. Excelente tu asiento. Las fotografías me han dejado sin palabras. Yo visité hace dos años el Parque Nacional de Chobe (Botswana) y el Parque Krugger (Sudáfrica) y sé lo difícil que es conseguir buenas fotos de los animales. Las tuyas son excepcionales.
    Me ha gustado también mucho la descripción del espectáculo musical nocturno. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el comentario tan motivador, Pilar. He añadido unos enlaces en el artículo para facilitar el acceso a otros relatos de este mismo viaje. Tengo la intención de publicar alguna historia más, ya que se han quedado en el tintero lugares tan emblemáticos como el P.N. de Chobe, el Delta del Okavango y el Salar de Makgadikgadi, por ejemplo.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario, ayudará a mantener nuestra comunidad virtual de viajeros por el mundo