Boston: Un día de historia y cultura por el Freedom Trail



Hoy pasaremos una jornada completa dedicada a la historia y la cultura.  Vamos recorrer, caminando, más de dos siglos de historia del país americano. 

Se trata de hacer el Sendero de la Libertad, también conocido como Freedom Trail, un recorrido de unas 2,5 millas que une 16 lugares históricos siguiendo una línea continua de ladrillos rojos. Conoceremos en este recorrido importantes lugares de la historia de Estados Unidos que narran una importante parte de la historia del país, la revolución americana o el nacimiento de la nación.


Estamos en Boston, la capital del estado de Massachusetts, que fue fundada en 1630 como capital de Nueva Inglaterra y pronto se convirtió en el principal puerto de las colonias inglesas en Norteamérica, durante la época colonial.


Las seis personas: Pedro, Ana, Cristina, Marta, María y yo nos alojamos en el fantástico hotel Taj Boston, la mejor ubicación de la ciudad, justo enfrente del Common Park.  Un cinco estrellas muy recomendable para quien se lo pueda permitir.


La climatología durante nuestro recorrido no fue agradable, el cielo estaba cubierto y una fuerte sensación de frío amplificada por el viento y la amenaza de lluvia no aportaban el mejor escenario para un día caminando por el centro histórico de Boston.


Antes de nada, tengo que agradecer a Viajerosblog.com porque su reportaje dedicado al Freedom Trail, el Sendero de la Libertad, me ha sido de extraordinaria utilidad en la preparación del viaje, en la realización del recorrido y como soporte documental de este post.


 



El punto de partida, justo enfrente de nuestro hotel, es el Boston Common, el parque público más antiguo del país, ya que permanece abierto desde el año 1634.

Con sus casi 20 hectáreas de extensión ha sido utilizado sucesivamente como dehesa pública, campo de entrenamiento militar, lugar de acuartelamiento de las tropas inglesas y emplazamiento del patíbulo para las ejecuciones públicas en la horca de principios del siglo XIX.


En el parque destaca la estatua de George Washington a caballo, el Lagoon Bridge, el lago con sus barcas en forma de cisnes  y una escultura preciosa de una pata y sus crías inspirada en el cuento infantil clásico "Abran paso a los patitos".


El parque fue condecorado con el título de Monumento Histórico Nacional en 1987.


Recomiendo contratar a un guía local de la Freedom Trail  Foundation que van ataviados a la vieja usanza, son imprescindibles para conocer todos los detalles de la historia asociada a nuestra senda serpenteante por las calles de la ciudad.




Siguiendo la senda de ladrillo rojo, el segundo punto que visitaremos, es la State House de Massachusetts (1978), más conocido como el Nuevo Palacio de Gobierno del Estado. Con su enorme cúpula dorada es uno de los edificios más famosos de la ciudad.




La sede del Gobierno estatal diseñada por Bulfinch, fue construida en 1798 en lo alto de la colina de Beacon Hill, y sirvió como modelo para el Capitolio de Washington.


Contiene una elegante sala oval que alberga la Cámara de Representantes.



Un grupo  muy reducido de manifestantes, probablemente pertenecientes a algún grupo activista de la Iglesia de Park Street se manifestaba pacíficamente reivindicando el fina de la tortura en Massachussets.

El siguiente punto al que nos llevarán los ladrillos rojos es, precisamente, la Iglesia de Park Street. Esta iglesia es una de las más importantes, no sólo de Boston, sino de la historia y la evolución de Estados Unidos. Fue construida en 1810 y, desde entonces, ha sido clave en aspectos como la justicia social o el progreso de los derechos humanos.


Fue en el interior de esta iglesia congregacionista donde comenzó la reforma de las prisiones, se apoyó el sufragio femenino y donde las primeras voces se alzaron en contra de la esclavitud. Hoy en día, a parte de realizar cada semana servicios religiosos, siguen ayudando en algunos temas cívicos relacionados con los niños, los mayores o la gente más necesitada.



 

En la parte posterior de la iglesia, se encuentra el cementerio denominado Old Granary Burying Ground, llamado así por el edificio que había a su lado y que servía como almacén de granos. Se fundó en el año 1660 y es el lugar donde descansan grandes personalidades de la ciudad, entre ellos tres los cuatro firmantes de la Declaración de Independencia. Se dice que, aunque unicamente hay 2.345 lápidas, se encuentran enterradas más de 8.000 personas víctimas de la Guerra de Independencia, ya que en cada tumba hay un mínimo de 20 cadáveres. 

El punto de este cementerio que llamará más nuestra atención es el obelisco levantado en honor a la família de Benjamin Francklin. Encontraremos, además, multitud de lápidas de celebridades como John Hancock o Paul Revere. En este cementerio también se hallan las cenizas de las víctimas de la masacre de Boston ocurrida el 5 de marzo de 1770.


Por la School Str., pasaremos por delante del Old City Hall, sede del Ayuntamiento de Boston desde 1865 hasta 1969. Hoy es un restaurante.  En la acera de enfrente se encuentra la Omni Parker House, que hoy es un lujosos hotel. A la vuelta de la esquina está la King´s Chapel and Buriying Ground.


El camino de ladrillos nos lleva hasta la Capilla del Rey, una parroquia anglicana fundada en 1688 por Sir Edmund Andros durante el reinado del rey inglés Jaime II. Esta iglesia anglicana se edificó con el objetivo de asegurar la presencia de la iglesia de Inglaterra en Estados Unidos y poner de relieve el poder anglicano sobre las colonias. En su interior, las personas de confianza del rey garantizaban que se mantuvieran las leyes británicas.  En esta King´s Chapel están enterrados algunos de los primeros colonos del Mayflower, el primer barco inglés que llegó cargado de puritanos decididos a establecerse en los nuevos territorios.



Fundada en el año 1635, la Escuela Latina de Boston es la escuela pública más antigua de dicha ciudad. Hasta 1972 la institución admitía y educaba a niños de diferentes clases económicas. A partir de esa fecha se convirtió en una escuela mixta y hoy en día, a parte de cubrirse los estudios de secundaria, se considera una de las mejores escuelas de Estados Unidos. Entre sus alumnos se formaron grandes personas como Samuel Adams, John Hancock o Benjamin Francklin.  Curiosamente, éste último fue el único de los cuatro firmantes de la Declaración de Independencia que no consiguió graduarse. Además, en la escuela conservan desde 1856 una estatua de Franklin, uno de los padres fundadores de Estados Unidos; y un bello mosaico que conmemora que fue la primera escuela pública de Boston.

El siguiente punto de visita donde nos llevarán los ladrillos rojos es a The Old Corner Bookstore. En este lugar es donde se situaba en el pasado la librería Old Corner. Esta tienda de libros era el lugar de reunión escogido por escritores de gran talla como Louisa May Alcott, Ralph Emerson o Charls Dickens. Tal es la importancia histórica de este emplazamiento que se encuentra incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos.




Enfrente de la librería se encuentra la Old South Meeting House, la Antigua Casa de Reunión del Sur, una iglesia puritana construida en 1729 que ha sido lugar de reunión durante casi tres siglos. Este edificio es, seguramente, uno de los más importantes de la historia de Estados Unidos, ya que fue en su interior donde sucedieron algunos de los hechos que desencadenaron la Revolución Americana, en concreto, aquí es donde comenzó la Fiesta del Té (el Tea Party) de Boston en el invierno de 1773, la primera revuelta de los colonos contra la metrópoli inglesa como protesta por los altos impuestos que se cargaban sobre el tráfico del té.  


Los participantes de la reunión, enardecidos por un discurso de Samuel Adams, disfrazados de indios, enfurecidos, fueron hasta el puerto y tiraron al mar la mercancía de tres barcos allí atracados, destruyendo más de 300 cajas de té procedente de Gran Bretaña.  Este acontecimiento provocó una virulenta reacción de las autoridades coloniales inglesas.   Estamos narrando, ni más ni menos que, el estallido de la Guerra de Independencia Norteamericana, origen de uno de los mayores cambios que han sucedido en el mundo hasta nuestros días.





























Justo enfrente de la Old South, se encuentra la 
Old State House que fue la sede del gobierno colonial británico y oficina de representación de la monarquía británica entre 1713 y 1776. Es el edificio público más antiguo de Boston.

Fue en el balcón de este edificio georgiano donde se leyó la ansiada Declaración de Independencia, un 16 de julio de 1776.


Desde entonces,  la Old State acogió a John Hancock, el primer gobernador del Estado. Tras la independencia, la asamblea legislativa de Massachusetts tomó posesión del edificio.


En las sucesivas décadas, el edificio ha sido:  mercado, bolsa mercantil, logia masónica y Ayuntamiento.  Este edificio era el centro neurálgico de la política del país y testigo de grandes acontecimientos históricos de Estados Unidos.   Hoy en día el Old State House es un Museo de la Sociedad de Boston.

A continuación nos detendremos en el lugar donde se produjo la Masacre de Boston la jornada del 5 de marzo del año 1770, justo en frente del edificio Old State House. Este lugar está indicado por un anillo de piedras en cuyo centro se distingue una estrella,  Desde 1858, en cada aniversario, se realizan representaciones del motín.



Justo detrás, nos encontramos con el Blackstone Block, unas callejuelas adoquinadas del s. XVII. Fue el barrio de Benjamin Franklin, donde su padre tenía una fábrica de velas. La manzana está formada por las calles: Marsh Lane, Creek Square y Salt Lane.  Un edificio está ocupado desde 1826 por el Union Oyster Restaurant, el más antiguo y uno de los más famosos de Boston, pero el aspecto es que se ha convertido en un lugar excesivamente turístico.

La Plaza del Mercado ha sido el centro de la actividad social, el ágora de la ciudad, desde 1740. Los viernes por la tarde y los sábados hay mercado de frutas. La zona goza de bastante animación y numerosos restaurantes y puntos de encuentro.



Aquí se encuentra el Faneuil Hall es un edificio rojo de cuatro plantas construido en 1742 que se utilizaba como mercado municipal y centro social, coronado por una veleta en forma de saltamontes. 

De hecho, aún hoy en día, la planta de abajo funciona como mercado y las superiores como salas de debate.


Su nombre se debe a que la financiación necesaria para construir dicho edificio fue donada por un comerciante llamado Peter Faneuil. En el interior del Faneuil Hall el revolucionario  Samuel Adams organizó el funeral de la Masacre de Boston y, junto a James Otis, animaron a sus compañeros a favor de la independencia del país. Como homenaje y agradecimiento, en la fachada del edificio hay una estatua de Samuel Adams.

El Quincy Market, de fachada neoclásica inspirada en la ascética arquitectura griega, alberga un popular complejo de tiendas, restaurantes y terrazas, que concentra alrededor de 14 millones de personas al año. En la espectacular rotonda interior hay un club de la comedia. El conjunto se completa con los edificios gemelos de North y South Markets. Esta zona por la tarde/noche está muy animada tanto para pasear,  como para tomar una cerveza o cenar.





Vamos a recorrer la Hannover Street, la calle más italiana de Boston, muy animada y con numerosos restaurantes, floristerías, pastelerías y cafés.... entramos en North End que es el barrio más antiguo de Boston y uno de los enclaves del Boston revolucionario.  

Una zona de callejuelas y edificios de cuatro plantas, dominada por la Old North Church. 

La Casa de Paul Revere (1680), un orfebre platero metido a espía, es el lugar desde donde partió la cabalgata nocturna desde Boston a Lexington  el 18-4-1775 para advertir del avance de las tropas británicas, antes de librar la primera batalla de la independencia en los enfrentamientos de Lexington Green.  Se trata de una vivienda de tres pisos de madera, construida en 1680, por lo que es el edificio más antiguo del centro de Boston. Paul Revere, primer héroe de un país recién nacido  la compró en el año 1770 cuando tenía 35 años, y en ella vivió con su madre, una de sus esposas y algunos de sus 16 hijos. 

Revere, un orfebre platero convertido en espía, entró en la historia en la noche del 18 de abril de 1775.  Fue entonces cuando cabalgó desde Boston a Lexington para advertir del avance de las tropas británicas.

En el siglo XX se convirtió en un museo que podemos visitar, en cuyo interior aún permanecen muebles de la época colonial. El precio de acceso para adultos es de 3,5 dólares; para los universitarios y la tercera edad serán 3 dólares y sólo uno para los niños comprendidos entre 5 y 17 años. Los menores de 5 años pueden acceder al museo gratis.



















En el camino hacia la parada nº13 del Freedom Trail, encontramos la iglesia cogregacionista de St. Stephen´s Church y, justo enfrente, un paseo arbolado conecta con la Old North Church, pasando por delante de una estatua ecuestre de Paul Revere


La Antigua Iglesia del Norte (Old North Church), de torre blanca, que también es conocida como Iglesia de Cristo en la ciudad de Boston, fue construida en el año 1723, es la iglesia más antigua de Boston y hoy en día es considerada como Monumento Histórico Nacional. Podemos acceder a ella libremente y observar todos los enseres de su interior, entre ellos los bancos, los bellos candelabros de bronce y el reloj, todos ellos originales. 

Sin embargo, el elemento más importante del edificio es su campario.  La torre fue iluminada con faroles para dar la señal de salida a la cabalgata nocturna del insurgente Revere.  Desde sus 191 metros de altura fue desde donde avisaron el 18 de abril del año 1775 que los ingleses se acercaban por mar, lo que permitió a Paul Revere anticiparse y dar la voz de alarma a Hancock y Adams.  Poco después comenzaron las famosas batallas de Lexington y Concord. Hay que  subir a la torre de la iglesia, para contemplar las vistas sobre el Financial District.



Nuestra inseparable guía de ladrillos rojos nos llevarán  a través de Hull St. hasta una colina en la que se fundó un cementerio en el año 1659 llamada Coop´s Hill Burying Ground.  


En este lugar se encuentran enterrados miles de mercaderes y artesanos, así como los afroamericanos que vivían en Nueva Guinea. s el segundo cementerio mas antiguo de la ciudad.  Algunos miembros destacables de la ciudad también descansan aquí, entre ellos Sem Drowne, el fabricante de la veleta en forma de saltamontes que se encuentra en lo alto del Faneuil Hall; o Prince Hall, el fundador de la Orden Masónica Negra e importante revolucionario en contra de la esclavitud. Por otra parte, este cerro también fue utilizado en la batalla de Bunker Hill en 1775, para alinear los cañones y disparar desde allí, aprovechando la ventaja que proporciona la altura de la colina.

Desde la terraza, justo al otro lado, en Charter St., hay unas bonitas vistas de Charlestown y Bunker Hill.


Tras atravesar el puente metálico sobre la desembocadura del río Charles, llegamos hasta un puerto de mar llamado Charlestown Navy Yard.  La siguiente parada que realizaremos será para conocer el Buque USS Constitution, uno de los primeros buques de guerra que George Washintgton mandó construir en 1797 para proteger a los Estados Unidos en alta mar. Su proeza más destacable la realizó en el año 1812 cuando venció a cinco embarcaciones británicas, gracias a que las balas rebotaron en su casco, lo que provocó que fuera conocido como el Old Ironside. Hoy en día, con sus tres mástiles y sus 44 cañones, se encuentra atracado en el Charlestown Navy Yard, donde se construyeron y repararon en el pasado cientos de buques y naves.



Y, finalmente, llegamos a nuestra última parada, el monumento Bunker Hill, en Charlestown.  Se trata de un obelisco de granito que alcanza los 221 metros de altura y que fue colocado en el año 1825. Es un homenaje a la batalla de Bunker Hill, la primera gran batalla de la Revolución. El día 17 de junio de 1775 los soldados colonos perdieron dicha contienda y más de la mitad de ellos perdieron la vida. Aunque los motivos de dicha pérdida fueron la mala preparación de los combatientes y la falta de munición, los estadounidenses están muy orgullosos del enfrentamiento, ya que se demonstró la valentía y las agallas de todos y cada uno de los soldados. Como visita final, no podía ser un lugar mejor, ya que, tras subir los casi 300 escalones del monumento, podremos disfrutar de unas magníficas vistas de gran parte de la ciudad de Boston.


Volved al muelle del USS Constitution y regresad a la zona marítima de Boston por barco.  Es un corto y agradable paseo hasta el Long Warf y proporciona excelentes vistas sobre el downtown de Boston.




Para más información, id al enlace siguiente:


5 comentarios:

  1. A mí Boston es una de las ciudades que me más me ha gustado visitar, ya que está llena de encanto, cultura e historia, a mí vuelta me he currado una mini-guía de viajes....

    Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

    Guía turística de Boston

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario, Daniel. Es una ciudad americana diferente y muy interesante. Tu guía turística de Boston me parece francamente buena e ilustra perfectamente lo que es la ciudad y su historia y vida. En el enlace que adjuntas, aparece Philadelphia, pongo aquí el que enlaza directamente con tu Guía de Boston.

    http://www.daniel.prado.name/Varios-Viajes.asp?art=412#.UuK1wv2r1mA

    ResponderEliminar
  3. Si se me coló una por la otra.... la verdad que EEUU me ha sorprendido gratamente y cada ciudad tiene su encanto particular....

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, gracias, este verano voy a Boston y seguiré tus consejos

    ResponderEliminar
  5. Graciaís a t por tu amable comentario, El Freesom Trail merece la pena. Lo puedes hacer con los guías locales (ataviados a la antigua), o bien, apoyándote en este blog. ¡Buen viaje!

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario, ayudará a mantener nuestra comunidad virtual de viajeros por el mundo