Oslo: Parque Frogner o de Vigeland

El parque Frogner, con 32 Ha, es el mayor de Oslo y está dedicado al impresionante escultor noruego Gustav Vigeland (1869-1943).   Este inmenso entorno natural ofrece la más perfecta armonía a las 212 estatuas del escultor. La interacción entre las esculturas, las zonas verdes, el agua y el urbanismo son todo un espectáculo para la vista y la inteligencia.


 

El escultor levantó en este lugar varios grupos armónicos de escultura en bronce, hierro forjado y granito, en los que retrata a la humanidad en todas sus formas.  El  primer grupo importante se encuentra en los laterales del puente sobre los estanques Frogner.  El puente de granito está flanqueado por 52 esculturas que representan diferentes etapas de la vida.

 





El que para mí es le conjunto más espectacular es el de la fuente.  El motivo central de la fuente son seis gigantes en bronce portando una enorme pila sobre los hombros de la que rebosa agua describiendo unas cortinas rotas por los vientos.  Rodean la pila inferior 20 grupos de esculturas, algunas de las cuales nos llegan a producir escalofríos de admiración.




En el centro del más colosal de los conjuntos escultóricos del parque, se encuentra un alto monolito de 17 metros hecho con un amasijo de 121 cuerpos que se sujetan entre ellas, es la expresión primitiva de la fuerza vital y de la emoción.  Este monolito preside el parque y culmina un plinto escalonado rodeado de una impresionante multitud de figuras agrupadas en 36 grupos escultóricos de granito que representan los ciclos de la vida y de las relaciones humanas.




Finalmente, la Rueda de la Vida, que es lo que mejor resume el tema del parque,,,  Es el símbolo de la eternidad y se compone de una guirnalda de hombres, mujeres y niños sujetándose unos a otros en un ciclo eterno





3 comentarios:

  1. Lo que más me gustó de mi visita a Oslo con mucha diferencia.

    ResponderEliminar
  2. Descubrí el Parque un 21 de junio de 1989, coincidiendo con la Fiesta del Verano.... Eran casi las tres de la mańana y el sol de medianoche, con su luz irrepetible en cualquier otro lugar, proporcionaba una vida especial a las esculturas. Después he podido visitarlo una decena de veces y, todavía, el lugar me produce un gran respeto y emoción. Cuando digitalice las fotos de la primera vez, serán incorporadas al blog.

    ResponderEliminar
  3. visiten queverenelmundo.blogspot comenten

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario, ayudará a mantener nuestra comunidad virtual de viajeros por el mundo