Escocia en coche, por la izquierda

Comenzamos este recorrido por Escocia por las Lowlands, al sudeste de Edimburgo, a través de la zona de las fronteras con Inglaterra. Lo haremos recorriendo la geografía de la región rural de los Borders, con fértiles tierras de cultivo y pastos, plagada de preciosas colinas y amables valles. En esta zona abundan los edificios antiguos arrasados durante los conflictos entre Escocia e Inglaterra que estallaron a finales del s. XIII, escenarios vivientes de las sangrientas luchas dinásticas y por la independencia del país.

Los vestigios más importantes corresponden a las abadías que fueron fundadas en el s. XII durante el reinado de David I, revitalizador de la iglesia escocesa, y pronto se convirtieron en centros del poder religioso y político.  Posteriormente, fueron destruidas por Enrique VII en 1545.

Desde Edimburgo, tomamos las carreteras secundarias que nos llevan a Peebles, Galashields y Jedburg, para visitar las cuatro abadías de Kelso, Melrose, Dryurgh y Jedburgh..

Nos detenemos en Melrose Abbey, una de las abadías cisterciences más bellas, de piedra rosácea. Podemos contemplar los restos de los claustros y otros edificios monásticos, la cocina y el armazón de la iglesia.

 Dryburgh Abbey es otra de las cuatro grandes abadías de los Borders construidas en el s XII, está situada en un meandro del río Tweed.
Junto a la abadía de Jedburgh, hay una casa señorial del XIX, convertida en un precioso hotel de cuatro estrellas junto al río Tweed, este hotel dispone del restaurante más renombrado de la zona

Nos vamos ahora al norte de Edimburgo, a St. Andrews, la ciudad en la que nació el golf en 1457.  St. Andrews es la primera ciudad universitaria de Escocia y toda la ciudad está dominada por la presencia de edificios que alojan las facultades y escuelas. Además, el St. Andrews Castle, construido en 1200 como residencia episcopal, se conserva al lado del mar, con un aspecto de importante ruina.
Visitamos la ruinas de la que fue la catedral más importante de Escocia, del s. XII

Para comer elegimos el mítico pub "The Criterion" que conserva una foto de W. Churchill.





Pero St. Andrews es sobre todo la ciudad del golf, con su mítico campo situado dentro de la ciudad, a lo largo de la playa y atravesado por calles con circulación de vehículos y vías peatonales.  También es la ciudad de la playa, con una amplia playa de arena blanca y muchas dunas que invaden el campo de golf.

Nos dirigimos ahora a la Escocia Central, la transición entre las Lowlands, de habla inglesa y las Highlands, de lengua gaélica.. Es una zona de contrastes situada en una falla natural. Nuestro recorrido tiene como objetivo el Loch Lomond and The Trossach National Park, para terminar frente a las colinas de la isla de Bute, en el Mar de las Hébridas.

Las Trossachs, marcadas por la impresionante formación geológica de la falla que atraviesa todo el parque, configuran una zona montañosa poblada de bosques y  plagada de lagos, de entre ellos, el Loch Lomond, el más conocido y mayor de Gran Bretaña, con más de 30 islas que contribuyen a darle un carácter muy especial de gran atractivo. En Balloch Pier se encuentra un importante Centro de Recepción desde qel que parten las excursiones.
A partir de aquí, hacia el norte, las carreteras se vuelven más estrechas y serpenteantes, remontan collados y se precipitan hacia valles profundos.  Los pueblos se distancian cada vez más y se recorren eternos kilómetros y kilómetros sin rastro humano, estamos en las Highlands, las Tierras Altas de Escocia.

Una parada en el parque y jardines que rodean el Castillo pseudogótico de Inveraray, la solariega mansión escocesa de los Duques de Argyll y Marqueses de Lorne, desde 1701:
Vamos a recorrer carreteras secundarias, sin prisas, hasta llegar a Oban.  Atravesamos un paisaje muy característico de Escocia, con montañas, cañadas, islas solitarias, algún castillo aislado y pequeñas aldeas de pescadores.  Espero que los lectores también disfruten de las vistas del paisaje que he elegido:



Fort William es célebre por estar situada a los pies del Ben Nevis, la cumbre más alta de Gran Bretaña, con sus 1.343 m. de altura.  Desde esta ciudad, un antiguo puesto militar, parte un tren de vapor que llega hasta Mallaig y que se ha hecho muy célebre por recorrer los más conocidos parajes de las novelas de Harry Potter.  Nosotros vamos a realizar el mismo trayecto en nuestro coche a través de la conocida por "ruta de las islas".

La primera parada es en el Glenfinnan Monument, un monumento de 20 m que conmemora a quienes apoyaron a Bonnie prince Charlie durante el alzamiento jacobita en 1745.











Impresionantes vistas también sobre el Loch Eil, rodeado de colinas y montañas


Es  en esta zona en la que nos encontramos con el famoso tren y el no menos famoso viaducto ferroviario de las películas de Harry Potter.  Multitud de viajeros, bastante frikis, rinden ritual al personaje y todos los lugares en los que estuvo en su vida de ficción 
A unos 72 km de nuestro punto de partida se encuentra Mallaig, un pequeño y activo puerto pesquero en el que tomaremos el transbordador a la isla de Skye.

La isla de Sky es la mayor de las Hébridas interiores, famosa por sus agrestes parajes, dividida por decenas de lagos marinos.

Regresamos de la isla a través del famoso puente que une Kyleakin con Kyle of Lochalsh y nos encontramos con unos paisajes espectaculares. Muy cerca, encontramos el fotogénico y romántico castillo de de Eilean Donan, en Loch Duich, en la región conocida como Glen Shiel





Nuestro siguiente tramo por carretera sigue la bonita ruta del Great Glein, una falla geológica formada por el hundimiento de una importante masa de tierra de un valle glacial, hace 400 millones de años. La falla está ocupada por el lago Ness y el canal de caledonia, famoso por su leyenda sobre el monstruo "Nessie" que allí habita.


A la orilla del lago destacan las ruinas del Urquhart Castle.


Todas las carreteras de las Highlands llevan a Inverness, la capital de la región.  Elevándose sobre la ciudad se encuentra el Inverness Castle, un edificio victoriano de arenisca de color rojo.

De regreso a Edimburgo, siguiendo la "ruta de los castillos", os relato a través de estas fotos, algunas de las curiosidades que encontramos en nuestra recorrido:









9 comentarios:

  1. Interesante. La escalada al Ben Navis es de las cosas que me van a quedar por hacer en la Gran Isla. Dejo recomendad el three peak challenge que consiste ne escalar/ subir los tres picos más altos de la isla en 24h.(El Ben Navis, Snowdom y Scafell Pike). El mayor problema y lo que siempre me ha dejado un poco frío del reto es la distancia a recorrer en coche entre los picos.

    ResponderEliminar
  2. La subida al Ben Nevis es mucho mas dura de lo que se intuye desde el comienzo de la ascensión, mucha gente subestima esta dureza y se presenta sin la forma física y sin el equipo adecuado. Conviene hacerse con un plano del relieve y con información sobre el tramo superior del monte

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos, me ha encantado el viaje, me ha recordado al que hicimos la familia en verano de 2006 con un recorrido similar. Nos faltó la subida al Ben Nevis, tenemos que volver a realizara, por contra estuvimos en la isla de Arran en el suroeste frente ala región de Ayrshire, la región de Escocia con el clima mas benigno. Muy recomendable tomar un helado en Arran, son de los mejores que he probado.

    ResponderEliminar
  4. Pedro, la isla de Arran es conocida como la "Escocia en Miniatura" y bien merece la pena una visita cruzando el canal de Kiles of Bute, para ver sus paisajes, los castillos medievales y sus tres bahías bien resguardadas: Brodick, Lamlash y Whiting. No conocía lo de los helados... a probar en el próximo viaje.

    Si me proporcionas alguna foto y un párrafo descriptivo, incluimos Arran en el post

    ResponderEliminar
  5. Impresionante post! Gracias por compartir tu viaje. La verdad es que un viaje en coche, si se prepara lo suficiente, puede ser una maravilla. Yo este verano me he animado a alquilar un coche para recorrer España, y no sale tan caro! Recomiendo Europcar, que además tienen descuentos como los de memimo: http://bit.ly/eurocarymemimo

    ResponderEliminar
  6. Gabriela, yo contraté el coche de alquiler a través de la web de EasyJet, con los billetes de avión y, también, salió bien de precio

    ResponderEliminar
  7. hola carlos, me podrias ayudar un poco...ya que queremos hacer el viaje con un amigo ,pero nos da cosa el tema de conducir por la izquierda jaja y tema precios de alquiler coche y estadia? es muy caro por ahi''?? muchas gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hola, como comenté anteriormente, a mí me funcionó muy bien lo de contratar el coche de alquiler junto con los billetes de avión ya que la compañía aérea ofrecía importantes descuentos.

    En cuanto a lo de conducir por la izquierda... hay que tener mucha precaución hasta que se adapta la mente y se automatizan los movimientos. Consejos: 1.- Utilizar un GPS porque en la mayor parte de intersecciones y rotondas solamente se indican los números de las carreteras y no el destino. 2.- Utilizar un coche automático para evitar el tener que cambiar la velocidad con la mano izquierda. 3.- Si tienes a un amigo en Escocia o a alguien conocido, pídele que te dirija con su coche y tú le sigues conduciendo el tuyo durante la primera jornada, es la mejor forma de aprender.

    ResponderEliminar
  9. Un gran post..estuvimos este verano y estamos locas por volver sobre todo q nadie deje de visitar la isla de skye e ir a las fairy pools y a fairy glen creeries q estais dentro de un cuento
    Tambien os recomiendo ir a la isla de Mull desde alli se coje un ferry q en 5 minutos te deja en otra isla Iona donde hay la primera abadia ctistiana de Escocia de una belleza y en un enclave expectacular

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario, ayudará a mantener nuestra comunidad virtual de viajeros por el mundo